Sede 2.0

Poderoso el chiquitín

Gladiador de Boedo

Franco Pelletier, juvenil de 18 años, con sus 2,05 metros de altura ya pisa fuerte en la Primera de San Lorenzo que pelea por dar el salto a la Segunda División. Además, está preseleccionado para disputar con la Celeste y Blanca el Mundial Junior 2019 en España. 

Handball Masculino
- VECES
COMPARTIDO
-
-
 

Franco Pelletier aún mantiene esa inocencia que lo llevó, alguna vez, a acercarse a la Ciudad Deportiva para jugar al handball. Y aunque no recuerda con exactitud ese momento, una sensación de regocijo parece invadirle el cuerpo al retrotraerse a ese entonces. Ahora es miércoles a la noche, y vuelve a cruzar el estacionamiento de la Avenida Varela, donde se reencontrará con sus amigos, en la cancha ubicada en las afueras del Salón San Martín. Ellos lo miran y ya parecen entenderlo todo: se reúnen en el vértice del área y empiezan a rematar al arco por el único hecho de divertirse. Y mientras las risas y el compañerismo parecen brotar en cada jugada, en Franco se distingue un amor pleno por ver la pelota picar. "Arranqué jugando al handball en el colegio. Un compañero vio que me gustaba y que le ponía ganas, y me trajo a San Lorenzo para probar. Y fue así: nunca me despegué", comenta el juvenil de 18 años.


Además de jugar en las Inferiores del Ciclón, Franco es un habitué de la Primera. Y tuvo una de las noticias más importantes para su carrera: a mitad de año recibió el llamado de la Selección Nacional que se está preparando para el Mundial Junior del 2019 en España. "Llegar a la Selección fue una locura, sin lugar a duda, una de las cosas más lindas que me pasó. Estamos entrenando cuatro veces por semana para llegar de la mejor manera y estar a la altura de una competencia muy importante para el deporte argentino".


Uno de los elementos que caracteriza al jugador son sus 2,05 metros de altura, un atributo que es peculiar para la disciplina: "La altura promedio de un jugador de handball es 1,80, por lo cual mi talla me ayuda a sacar bastante diferencia. No obstante, a mí me costó un poco más aprender a manejar el juego, lleva mucho entrenamiento y trabajo para mejorar la técnica y la coordinación, pero todo se logra con esfuerzo. Si fuera futbolista, creo que sería un 9 de área para cabecear, ja", bromea.


"Cada vez me encariño más con San Lorenzo, es imposible no tomarle cariño a un club donde te brindan todo. La gente te acompaña en cada partido, más allá de que no te conozca, por el único hecho de que defendés los colores azulgranas. Además, tenemos todo: desde el espacio hasta el material de entrenamientos. Sólo hay que preocuparse por entrenar, jugar y conseguir los mejores resultados posibles. Por eso mismo, el equipo está en un buen momento, finalizamos en la parte alta del torneo pasado y mostrando buen juego. Ahora, nos queda tratar de lograr un buen colchón de puntos para luchar por el ascenso a fin de año".


Por último, el juvenil del Ciclón, se anima a soñar: "La Selección es una ilusión grande y un hecho muy importante en mi carrera, pero mi deseo principal es ganar algo con el club. Conseguir el ascenso a la categoría más alta sería una huella imborrable y que quedará en la historia. Ojalá se nos pueda dar, estamos por el buen camino, no hay duda: vamos a dejar todo para que se den los resultados y estar festejando a fin de año".

Más noticias en Handball Masculino

HANDBALL MASCULINO
TORNEO FEMEBAL - FECHA 5

A seguir luchando

HANDBALL MASCULINO
TORNEO DE FEMEBAL - FECHA 1

Esto recién empieza

HANDBALL MASCULINO
FIRME EN LA CATEGORIA

#Balance2017: Mantenerse y soñar en grande

HANDBALL MASCULINO
TORNEO FEMEBAL - FECHA 13

Primer objetivo cumplido

Sponsorhandballmasculino
Andros